• Alvaro Andrés Echeverría

¿Y si celebramos todo el año?




A lo largo de mi vida, he podido observar cómo el ser humano busca pretextos para reunirse entre amigos, compañeros de estudio, de trabajo, en fin; el ser humano tiene una buena excusa y busca siempre estar acompañado de alguien.

Pero estas reuniones se hacen frecuentes y a veces difícil de cumplir a todas y se celebran una vez al año, en el mes donde te olvidas de lo malo y lo bueno y tan solo te interesa la buena comida o el regalo que te llegará; claro está que si no recibes lo deseado seguro hablarás de aquel humano lo que resta del mes y quizás empezarás el año colocando una etiqueta sobre esa persona, muy al estilo de esta cyber-sociedad.


Muchas personas carentes de sentido común esperan este mes para hacer obras de caridad (fracasaste como voluntario o buen ser humano si no posteas la foto) creen que necesitan de este mes para limpiar sus culpas, errores y demás situaciones cometidas durante el año que agoniza; es como pecar y rezar de esta forma igualas el marcador, así te libras de las manchas que acumulas en tu alma y te das un pequeño lavado.


Lamentablemente ciertos humanos no tienen buena memoria y se sienten satisfechos con las limosnas u obsequios que se les da, se sienten muy agradecidos y llenan tu alma de falsos cumplidos e hipócritas sonrisas.


Aquí es donde me cuestiono y me planteo algunas interrogantes; ¿porqué no lo haces durante el año? ¿porqué no te reúnes con tus seres queridos en cualquier momento de tus días? ¿porqué no abrazas y dices un te quiero cada vez que estás junto a un ser amado? ¿porqué no das un regalo cuando realmente te nazca y no cuando la sociedad y el mercado te obligan? ¿porqué no activas el modo gratitud todo el año y así te olvidas del estresante momento en el cual debes caer bien a todos para ser aceptado?


Te propongo que celebres no solo el nacimiento de un ser al cual algunos adoran, te propongo que celebres la vida, el amor, la ilusión, las ganas de estar aquí luchando día a día; celebra las oportunidades que te da el universo, celebra los buenos momentos y por qué no lo malos, al final de ambas situaciones terminamos aprendiendo.


Entonces te invito a replantearte el tiempo de celebrar, ¿porqué hacerlo una vez al año, cuando tienes muchas ocasiones especiales que te puedes inventar para sentir y aprender el verdadero significado de celebrar? No solo utilices la navidad para celebrar y reunirte con tu gente, emplea la navidad todo el año, úsala cada momento de tu vida, pues solo es una y hay que disfrutar cada segundo, porque ya lo sabes es seguro que no vuelve.


Busca el verdadero significado, ese que solo tú entiendes, ese que solo tu corazón te grita, ese que tu alma y tu conciencia te dice lo que realmente es...


Con mucho cariño y amor...

0 vistas

© designed by Alvaro Andrés Echeverría S.