• Alvaro Andrés Echeverría

Hasta pronto Papi...



Llegó el momento de la vida que nadie quiere,

que nadie espera, que nadie piensa,

aquel momento en el cual debemos resignarnos

a que no seguirás acompañándonos día a día.

Llegó el momento de que tu alma pura sea

la luz y guía para cada uno de nosotros;

en que tu cuerpo descansará eternamente

junto a nuestro padre todopoderoso.


Papi puedes irte tranquilo, has cumplido con cada uno de nosotros, con tu esposa, con tus hijos, con tus nietos, con tu familia y con todos aquellos que acogiste bajo tus brazos como un hijo que la vida te obsequió.

De ti recordaremos siempre tu enseñanza estricta pero necesaria, de tu carácter jodido pero respetable, de tus bromas, de tus anhelos, de tus sueños y tus temores; porque eso y muchas cosas más hacen el gran ser humano que has sido.


Puedes irte en paz a descansar; tu familia, tus amigos, tus conocidos, tus allegados te recordaremos siempre como el gran líder que nunca se rindió, que nunca desmayó que siempre tenía una sonrisa y un abrazo para todos.


Hasta pronto papi, duerme en los brazos de nuestro creador hasta el momento de volver a reunirnos en tu casa que desde ahora es el cielo.

Con mucho amor, tu primogénito Alvaro Andrés.

221 vistas

© designed by Alvaro Andrés Echeverría S.