• Alvaro Andrés Echeverría

¿El cielo es el límite? O ¿Aún tan alto existen barreras?


Llegamos a este mundo con la intención de ser alguien importante, quizás importante para nuestra familia, amigos, entorno, nos dicen como debemos actuar, como debemos hablar, como debemos ser ante el mundo.


Pero, ¿hemos venido con un manual bajo el brazo?  Nos llegan a convencer de que debemos ser importantes en la vida y no logramos convencernos de que primero debemos ser importantes para cada uno de nosotros.


Nadie dijo que la vida sería fácil, más bien dijeron que la vida valdría la pena y que por eso se llama vida; por eso hay que vivirla, hay que disfrutarla con errores y con aciertos, con tropiezos y caídas; lo más difícil que he aprendido no es levantarse, no es sanar la herida, lo más difícil es mirar a los ojos y decir aquí estoy a pesar de que no creían en mi.


La vida es para mí una maratón, con obstáculos, con muchas pruebas las que nos deja llenos de aprendizajes día a día y que nos dan pasó al éxito personal que merecemos,  superando las barreras que nos colocan las personas, nuestra familia, la sociedad, los estereotipos, aun sin saber si lo que hacemos esta correcto porque cuando triunfas nadie aplaude, cuando caes están listos para reclamarte y quizás lo entiendo porque todos debemos llevar el mismo molde, aquí no hay espacio para los errores.


¿Quizás por aceptación? ¿quizás por inclusión? O en realidad estamos acostumbrados a edificar apariencias para ser aceptados en una sociedad, para ser agradables. En la actualidad muchos seres humanos empezamos a romper el molde, a crear nuestras identidades como si fueran nuestra huella dactilar, rompiendo muros, abriendo caminos, saltando las barreras tan arraigadas en la mente del humano.


Hoy creo que estamos para ser importantes para cada uno de nosotros, para luchar por lo que deseamos, lo que anhelamos, lo que nos hace sentirnos realizados, ¿quien no se siente feliz en su propio mundo, más aún cuando eres participe de su construcción?


Basta de complacer a las personas, basta de complacer a la sociedad, basta de complacer a la industria, busca tu felicidad, busca en tu mundo las barreras que aún debes eliminar, solo así podrás sentir como el aire te lleva a lo más alto y sublime del cielo donde podrás darte cuenta ya que no hay límites y donde aprenderás el significado de ser libre de vivir un lugar sin barreras…

2 vistas

© designed by Alvaro Andrés Echeverría S.