• Alvaro Andrés Echeverría

¡NO!



Las situaciones que la vida nos plantea en la mayoría de ocasiones viene acompañada de fuertes desiciones; que nos marcarán un antes y un después; que nos dejarán con un gran aprendizaje o con una experiencia que deseamos olvidar.


Pero, ¿qué sucede cuando las personas nos cierran las puertas de aquellas oportunidades? ¿Qué estaríamos dispuestos a realizar por abrir más puertas que nos permitan crecer en todos los campos?


El ser humano está lleno de todo tipo de retos, los cuales buscamos superarlos día a día, sin embargo hay personas que nos aniquilan esas ganas de seguir adelante y en nosotros está decir y porque no gritarlo ¡NO, esta vez no!


No, porque soy dueño de mi futuro; porque soy quien decide qué va experimentar, porque soy quien debe aprender a equivocarse, a sacudirse el polvo y seguir adelante sin ayuda de nadie; no porque estoy preparado para cosas más grandes que yo debo buscar y que nadie me lo puede regalar.


No, esta vez quiero ser yo quien decida hasta donde puedo llegar, quiero se el que se propone límites, el que sabe hasta dónde se puede exigir, basta de complacer al modelo de vida que nos obliga a agachar la cabeza y decir sí a todo lo que nos imponen, a todo lo que nos cortan las alas, a todo lo que nos ensordece y nos obligan a decir no tenemos la razón y que la despiadada verdad siempre estará en nuestra contra.


Esta vez no lo pienses tanto, la vida es una sola, no hay más que pensar; si quieres saborear el éxito haz lo que te apasiona, haz lo que anhelas y no continúes en el camino que la sociedad te coloca y te obliga a morar; puesto que la vida es muy corta para estar sentados a diseñar lo que queremos y meditar sobre lo que nos hace daño, mas bien las experiencias son la que nos construyen con el paso de los años.


Solo tú tienes la capacidad de mirar hacia el horizonte al cual deseas direccionar tu vida; solo tú sabras que es lo que realmente amas y por lo cual te levantarás cada vez que caigas, por las cuales te secarás las lagrimas, porque la vida te depara muchas decepciones pero tú sacarás lo mejor de cada una de ellas para conquistar cada problema de manera que tengas la valentía de mirar hacia atrás y decir:


¡Estoy aquí y éste es el mejor momento de mi vida el cual me merezco!


De manera que, ¿estás dispuesto para emprender el viaje sin retorno al pasado y con destino a un prometedor futuro?

38 vistas

© designed by Alvaro Andrés Echeverría S.